…no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.@Hechos 4:12

Anónimo.

Hesperus, Henry Baker, 1854 (🔊 PDF nwc).

De quien pagó mi redencíon,
Podría siempre yo cantar,
Y con mi voz y corazón
Su nombre siempre alabar.

Por fe en él el pecador
Encuentra vida y perdón,
Y goza en su Redentor,
De Dios el inefable don.

Por redimirnos él sufrió
Amargas penas y dolor,
Y por la muerte demostró
La plenitud de su amor.

Oh Salvador, a ti mi voz
Levantaré con gratitud:
A ti, mi Redentor y Dios,
Autor de vida y salud.