Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.@2 Timoteo 3:16-17

John Burton, Sr., 1803 (Holy Bible, Book Divine); Pedro Castro (1840-1887).

Arr. Benjamin Carr, 1824 (🔊 pdf nwc).

retrato
Benjamin Carr (1768-1831)

Santa Biblia para mí
Eres un tesoro aquí;
Tú contienes con verdad
La divina voluntad;
Tú me dices lo que soy,
De quién vine y a quién voy.

Tú reprendes mi dudar;
Tú me exhortas sin cesar;
Eres faro que a mi pie,
Lo conduce por la fe
A las fuentes del amor
Del bendito Salvador.

Eres infalible voz
Del Espíritu de Dios,
Que vigor al alma da
Cuando en aflicción está;
Tú me enseñas a triunfar
De la muerte y el pecar.

Por tu santa letra sé
Que con Cristo reinaré;
Yo, que tan indigno soy,
Por tu luz al cielo voy;
¡Santa Biblia! para mí
Eres un tesoro aquí.