Dad a Jehová la honra debida a su nombre; Traed ofrendas, y venid a sus atrios.@Salmos 96:8

José J. Mora (1783-1864).

Puebla, de Colección Española (🔊 PDF nwc).

retrato
José J. de Mora (1783-1864)

Dad a Dios inmortal alabanza,
Su merced, su verdad nos inunda;
Es su gracia en prodigios fecunda,
Sus mercedes, humildes, cantad.
¡Al Señor de señores dad gloria,
Rey de reyes, poder sin segundo!
Morirán los señores del mundo,
Mas su reino no acaba jamás.

Vio los pueblos en vicios sumidos
Y sintió compasión en su seno;
De prodigios de gracia está lleno,
Sus mercedes, humildes, cantad.
A su pueblo llevó por la mano
A la tierra por él prometida.
Por los siglos sin fin le da vida;
Y el pecado y la muerte caerán.

A su Hijo envió por salvarnos
Del pecado y la muerte eterna;
De prodigios de gracia es torrente,
Sus mercedes, humildes, cantad.
Por el mundo su mano nos lleva.
Y al celeste descanso nos guía;
Su bondad vivirá eterno día,
Cuando el mundo no exista ya más.