Traed el becerro grueso, y matadlo, y comamos, y hagamos fiesta: Porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; habíase perdido, y es hallado. Y commenzaron á regocijarse.@Lucas 15.23-24

James G. Deck, 1841 (Abba, Father! We Approach Thee); R. Holden.

John Zundel, 1870 (🔊 pdf nwc). Melodía alterna:

retrato
James G. Deck (1807-1884)

Abba Padre! Te adoramos en el nombre de Jesús;
Dios y Padre Te llamamos, hechos hijos de la luz.
Ya del juicio libertados, por la muerte del Señor;
Y por Él reconciliados, disfrutamos de Tu amor.

Pródigos un tiempo fuimos, y alejados del hogar;
Mas Tu voz de amor oímos, pues quisístenos llamar;
Por Jesús nos perdonaste y nos allegaste a Ti,
Nos besaste y nos sentaste, en Tu comunión aquí.

Por Tu mano revestidos del ropaje de salud;
En Tu casa recogidos, por Tu gran solicitud;
Redimidos y lavados, por la sangre de Jesús,
Restaurados, bien amados, somos hijos de la luz.

¡Abba! todos Te alabamos, muy contentos de saber
Que los bienes que gozamos, nos revelan Tu querer.
Que Tú encuentras complacencia en mostrarnos Tu favor,
Y por tal benevolencia, Te adoramos con fervor.