Bendice, alma mía, al Señor, y bendiga todo mi ser su santo nombre.@Salmos 103:1
retrato
Federico Fliedner (1845–1901)

Jo­ach­im Ne­an­der, 1680 (Lobe den Herren); Federico Fliedner (1845–1901).

Bremen, Alemania, 1665 (🔊 pdf nwc).

retrato
Joachim Neander (1650–1680)

Alma, bendice al Señor, Rey potente de gloria;
De sus mercedes esté viva en ti la memoria.
¡Oh, Despertad, arpa y salterio! Entonad
Himnos de honor y victoria.

Alma, bendice al Señor que a los cielos gobierna,
Y te conduce paciente con mano paterna;
Te perdonó, De todo mal te libró,
Porque su gracia es eterna.

Alma, bendice al Señor, de tu vida es la fuente,
Que te creó, y en salud te sostiene clemente.
Tu defensor en todo trance y dolor,
Su diestra es omnipotente

¡Alma, bendice al Señor y su amor infinito!
Con todo el pueblo de Dios su alabanza repito:
Dios, mi salud, en todo trance y dolor;
¡Seas por siempre bendito!